Camino por un mar de los sargazos infinito, listo para levantar el vuelo, admirado de mis resistencias, presto a escuchar y agradecer, ignorante, ignorante, pero necesariamente enganchado a una brújula de respuestas para poder navegar aquí, en la tierra. Presto a levantar el vuelo, a reconciliarme conmigo, a dar lo mejor de mí, a ser un punto en el universo. De amor